lunes, 15 de noviembre de 2010

Miguel del Sol - LA ENERGÍA DE MIGUEL DEL SOL

Canalizado por Sorem



20 de Febrero de 2010

sorem@hotmail.es


-Estaba contemplando el amanecer mirando al Sol en su aparición inicial, pensando la cantidad de actividades diferentes que tenemos los Trabajadores de la Luz, y en muchas ocasiones es un poco agobiante por querer colaborar con más de las que podemos, y pensaba en cómo se podría unir todas en una sola en común para todos… cuando empiezo a tener el pitido en el oído y me pongo a escribir…

Sí, hombre, yo soy Miguel del Sol.

Yo vengo a darte mi Luz y Amor del Sol, con la unidad que ésta energía quiere representar, yo me uno a ti y tú proyectas sombra, y en esta sombra disminuye la Luz, pero la Luz está ahí, es la que siempre da la vida, la que despierta a los dormidos, la que estimula para caminar y seguir con vuestra tarea diaria.

Yo vengo, hombre, a despertar en vosotros lo que está dormido, o no activado lo suficiente, y es la Luz lo que lo anima a despertar y caminar, con su propia Luz de cada uno/a, y con su propia energía proyectada en su progreso activo y dirigido por su Ser.

Yo estoy aquí, ahora, para que seas consciente, hombre, que somos muchos los que estamos dando Luz, Energía, Vida… Amor… desde el Sol, que es nuestro propio hogar, y en esta comunicación yo, Miguel del Sol, quiero daros mi propia energía de Amor.

Tú decías que había muchas actividades diferentes de los Trabajadores de la Luz, y tú estas colaborando con todas las que puedes, pero te ves cansado de tanta diversidad y te preguntas ¿Por qué no se unifican en una sola? Mira como yo doy mi Luz y Amor a toda la infinita variedad de vida de todo el Planeta Tierra, a TODA.

Tú no eres diferente, da tu Luz y Amor a TODO, a toda la diversidad de cada área para un bien mayor, porque es para cada uno/a su pasión en esa actividad donde pone toda su energía de Luz y Amor, igualmente que yo desde el Sol.

El Sol da lo que es, a todos por igual, no selecciona, da, solo da, sin juzgar, sin tener ninguna diferencia. ¿No habláis de amor incondicional? ¿Comprendéis? Sí, yo soy Miguel del Sol, y este es mi mensaje; ¡Doy Luz, Vida, Energía… Amor, a todos por igual.

Yo doy lo que soy, y no intervengo en lo que cada uno/a es o coge, esa es vuestra tarea y no la mía, yo doy ejemplo de Luz y Amor incondicional, y esto quiero que lo veáis como enseñanza, vosotros también podéis hacer lo mismo: dar vuestra Luz y Amor incondicionalmente a TODOS, sin distinción alguna.

A todas las actividades que existen entre los Trabajadores de la Luz, y no te importe que sean muchas y quisieras que se unifiquen las acciones, no, no te importe todo esto, solo tú, hombre, da tu Luz y Amor a TODO.

Sí, hombre; escucha a tu hermano del Sol y disfruta de mi energía, siéntela y aprovéchala intensamente, igualmente te sugiero que hagas con todos tus hermanos, escúchalos y aprovecha su propia Luz y Amor diferente que te están ofreciendo, escúchales y comprende su energía que te están proyectando, y no quieras ver solo la sombra que en ti propaga.

Sí, hermanos, yo vengo del Sol para daros mi calor en forma de palabras que conecta en vuestros corazones, y esa es la única intención de este momento, para todos los que quieran sentirla y unirla a lo que cada uno/a es, para que a su vez den a otros su propia Luz y Amor.

Hermanos, sentir en el amanecer o en la puesta de Sol, toda la energía que hay en los seres del Sol, y no solo la belleza de su expresión visual, sino la belleza interna de su energía, lo que también podéis sentir con todo nuestro Amor, para todos vosotros siempre dispuesto a ser ofrecido y si queréis, también admitido.

No queremos que os fijéis sólo en la sombra que proyecta el obstáculo que tiene la Luz, cuando la recibís, porque esta sombra no viene del Sol, esta sombra es vuestra, esta sombra es muy superficial y lineal de la dualidad que estáis comprendiendo y uniendo, al sentir la energía con el corazón y no sólo con la vista, y al sentir esta energía, todo es diferente, esta energía no proyecta sombra alguna.

En el mensaje anterior del A. Miguel, os decían, de sentir la energía del mensaje y no sólo la palabra escrita, y yo os digo igual, sentir mi Luz, mi energía y no mis palabras para que esa energía llegue a su destino… vuestro propio corazón donde es la UNIDAD de todos los seres que habitan en el TODO-DIOS-PADRE-MADRE.

Yo, no me voy para vosotros hasta la puesta del Sol, pero bien sabéis que permanece mi energía en la esencia de la UNIDAD del TODO, donde estamos todos con nuestra diferente energía que nos hace únicos en esa UNIDAD.

Yo soy Miguel del Sol, de la familia del Arcángel Miguel.


No hay comentarios:

Publicar un comentario