domingo, 14 de noviembre de 2010

Jeshua - GRATITUD A NUESTROS HERMANOS DEL OTRO LADO

Canalizado por Sorem

11 de Febrero de 2010

sorem@hotmail.es

Jeshua, hermano mío, que bien me siento, no precisamente por lo ocurrido en la comunicación anterior, sino porque cada día tenemos menos separación entre nosotros y vosotros los del otro lado del velo, ya no notamos que exista casi separación.

Los que estamos aquí currando, los Trabajadores de la Luz, aunque estemos muy lejanos en distancia física unos de otros, incluso aunque ni tan siquiera nos conocemos, como puede ser mi querida hermana Alexiis, y realmente nos sentimos muy cercanos y muy unidos, Todos.

No puedo contener las lágrimas de emoción que en estos momentos me embarga, sintiendo este Amor Puro de Unión con todos mis hermanas y hermanos Trabajadores de la Luz, de toda la humanidad, y con vosotros, todos los maestros que siempre estáis dándonos esos abrazos interminables de Puro Amor.

Jeshua, hermano mío, siento tu presencia pero en este momento quiero hablarte yo a ti, por favor, bueno… si me deja esta emoción…

Quiero daros, en nombre de todas mis hermanas y hermanos, toda nuestra Gratitud a todos los millones de nuestros hermanos desencarnados -como yo les digo; nuestra particular cuadrilla que cada uno/a tenemos, de ángeles a nuestro servicio- que están constantemente a nuestro lado, dándonos infinito cariño y ánimo de todas las maneras posibles, y ayudándonos siempre en todos nuestros proyectos y necesidad.

Nuestra Gratitud a ti Jeshua que estas siempre en todos nuestros corazones, y cuando lo abrimos un poquito, tú nos haces vibrar con ese Amor Puro que siempre nos infundes. Nuestra Gratitud a todos tus colegas de ese lado, que son incontables y sabemos muy bien que sin vuestra constante y amorosa ayuda, nos hubiera sido imposible recordar quien somos.

A nuestra querida madre Gaia, que constantemente nos está demostrando el gran Amor incondicional que nos tiene a todos sus hijos por igual. A los Devas y Elementales que nos proporcionan constantemente nuestros alimentos, y a todos los que no vemos pero sentimos como una sola gran Familia.

Jeshua, y hermanos míos, perdonarme por la gran pobreza de agradecimiento de mis palabras, pero bien sabéis cuales son nuestros sentimientos hacia vosotros -con estas lágrimas de emoción con Puro Amor-, sin palabras.

Esta emoción tan profunda es porque siento a todas mis hermanas y hermanos, de todos los lugares y dimensiones por igual, en constante Unión y profundo Amor, Gracias, Gracias, Gracias… a Todos.

Sí, sigo aquí, soy Jeshua.

La gratitud hermanos es la razón de vida con su fuerza constante, sin ella no hay movimiento uniformen y verdadero que es lo más valioso, sí hermanos míos, recogemos vuestro agradecimiento que bien sabemos que es de todos por igual, nosotros lo sentimos aunque no nos lo digáis.

Nosotros, mis colegas como tú dices y yo, también nos sentimos muy bien recibiendo esta sentida gratitud, y queremos haceros saber por medio mío, que es cierto que cada vez nos sentimos más cercanos, y entre nosotros existe menos obstáculos de separación, incluso en las palabras que se expresa son más de igual a igual.

Sí, colegas, ya lo creo que somos colegas como palabra de acercamiento, aunque vosotros sabéis muy bien que somos mucho más que el significado de esa palabra, nosotros sabemos y sentimos vuestros propios sentimientos de todos, y es cierto que estamos constantemente cada vez más cerca y más unidos.

Nosotros estamos ahora aquí todos juntos queriendo intervenir con nuestro agradecimiento, y como parece que te estas agobiando por ello, pues me comunican que siga yo sólo y os transmita también sus mismos sentimientos.

Mis hermanos, aquí estamos muchísimo más gozosos que vosotros, porque vemos y sentimos mejor todo lo que está sucediendo, en cada uno/a de vosotros y en el conjunto de toda la humanidad, si olvidarnos de nuestra querida Madre Gaia.

Y también queremos que vosotros veáis con más claridad el conjunto de todo lo que está progresando hacia una siempre mejor situación de alegría para todos, estamos con esta alegría siempre, aunque en ocasiones aparece una catástrofe que en su fondo también es para agrandar la alegría, incluso con el dolor y sufrimiento inevitable.

Hermanos míos, sí, todos estamos sintiendo como goza nuestro corazón en esa unidad que ya es constante y cada día se agranda a más y más hermanos, y con la esperanza de que sea toda la humanidad en el mínimo tiempo posibles.

Hoy parece que es un día de mucha alegría, pero la emoción se apodera y parece que quedáis un poco tristes, pero no es así, porque siempre estamos para alegrarnos todos unos a otros, esta es la ayuda que tenéis que tener siempre dispuesta de vosotros para otros, en todo lo que necesiten y siempre atentos para dar una mano en cualquier momento.

Sí hermanos, quiero terminar con esta indicación, estar siempre atentos para que ninguno se pierda por no ser atendido cuando se os pida ayuda en el momento que más lo necesite, cualquier hermano/a que os la pida.

Estar muy atentos a que esa unidad sea verdadera con la ayuda de todos para todos, ya que la demostración la tenéis que experimentar con todo lo que sentís, y así y sólo así, es como nos sentiremos en Unidad y Amor todos en todos.

Hermanos, míos, ya lo sabéis, estoy y estamos en vuestro corazón, para lo que necesitéis de nosotros.

Yo soy vuestro hermano, Jeshua.



No hay comentarios:

Publicar un comentario