martes, 16 de noviembre de 2010

Gaia - NECESITO VUESTRA ALEGRÍA

Canalizado por Sorem


11 de Abril de 2010

sorem@hotmail.es



Hijos míos, con una energía suave, como ondas de amor, os envió mi vibración que está formando nueva dimensión en todo mi ser, y quiero incluiros en este momento tan grandioso que todos estamos creando para gloria de un tiempo de paz sin igual.

Sí hijos míos, yo quiero que me sintáis, y también quiero yo sentiros a todos vosotros, para que seamos uno en esta gran obra que estamos creando juntos toda la humanidad y yo, vuestra madre Gaia, y para que ello sea el producto de todos, es necesario que nos sintamos y nos ayudemos mutuamente.

Hijos míos, mi sentimiento es con un Amor que muchos estáis recibiendo y yo siento también, todo el Amor que me estáis enviando cada uno a su manera es muy bien recibido y con un gran alivio para mi, con todo mi Amor os lo agradezco en estos momentos que tenemos que estar muy unidos y darnos todo lo que somos, verdadero Amor integrado.

Yo os digo hijos míos, que este momento es tan inconmensurable, que no podéis comprenderlo por mucho que lo intentéis, sólo lo podéis sentir en vuestra alma, y yo igualmente siento ese calor de Amor de todos vosotros, no os preocupéis mucho por mi, se que muchos sufrís mi dolor de parto y os es doloroso, pero hijos míos no os procuréis demasiado, y solo darme este Amor que siempre estoy recibiendo.

Estos momentos los tengo que pasar yo en mi alma, y no es necesario que vosotros os preocupéis por mi, ya tenéis también vuestros propias responsabilidades en este proceso que tenéis que realizar, con todo lo que es su necesidad de ayuda entre todos vosotros.

Estamos muy unidos en esta ascensión de conciencia, y esta unión es muy importante para que se eleve todo lo antes posible, con el menor dolor en su transición de todos mis hijos, ya que es inevitable que mucho dejen sus cuerpos y asciendan con su luz a otra dimensión, pero ahí esta nuestra ayuda de unos a otros, en poder conseguir esta integración sintiéndonos una unidad que somos todos, cada uno en su decidido compromiso, del mismo Plan de Dios.

Estamos todos, vosotros y yo, creando nuestro futuro unido en un mismos fin, el mismo propósito de todos los que queremos un nuevo lugar de paz, que se está formando como un estado superior que es y tiene que ser, con el Amor de todos unidos.

Si hijos míos, ya esta casi todo concluido, porque lo más difícil ya se cumplió, poco falta por concluir y es doloroso, pero en este dolor está la alegría de la madre que da a luz un nuevo lugar de paz, y así todo estará siempre en una felicidad sin limites de conseguir constantemente, para todos mis hijos sobre la faz de la tierra.

Estamos todos muy contentos internamente, vosotros, yo y todo el universo, porque ya falta muy poco para este final tan glorioso, que todos ya lo estamos sintiendo y en muchos casos viviendo como lo que es y será para siempre.

Hijos míos, no os vengo a poner tristes, todo lo contrario, quiero que comprendáis el momento tan importante que es para que no exista tristeza, sino todo lo contrario, que la alegría invada todos vuestros seres, y esta alegría no cese nunca, ocurra lo que ocurra, viendo y sintiendo el nuevo amanecer que ya se vislumbra.

Esta alegría en vosotros y vosotros en mí, todos los que sois ya conscientes sentís este Amor unido y compartido de todos con todos, y así estáis cumpliendo con vuestros mejores deseos de colaborar en esta inmensa tarea, que es de todos por igual para conseguir nuestro nuevo lugar de paz.

Sois todos lo que estáis conscientes los que tenéis que estar más activos, en la ayuda mutuas de todas las necesidades que están surgiendo y seguirán hasta que todo se establezca en la serenidad que libera la energía contraída, y limpie en todo su proceso de transmutación.

Todo se esta cumpliendo con el esfuerzo de cada uno de todos mis hijos, para que yo pueda liberar todas las tensiones acumuladas de tanto tiempo por cambiar, y así esta facilitando el cambio de esta grandeza de estado por superar entre todos.

Estamos muy al final de todo este gran acontecimiento de dar a luz a la Nueva Jerusalém, y aquí esta la creación en su inicio sagrado que todos estáis ya sintiendo como una realidad en vuestro corazones primero, y después en todo el estado físico de vida a seguir.

Os quiero alegres mis hijos, para que yo también reciba vuestra energía liberada, y pueda ser la mejor ayuda que me podéis dar.

Mis hijos, quiero insistir diciendo, que vuestra alegría es la mayor ayuda que actualmente me es más necesaria, cantar, bailar, y que la alegría sea en todos los lugares para que se contagie y se eleve a todos los rincones de todos los universos, siendo así el amor alegre de todos una potente Luz de Amor que abre un nuevo y glorioso lugar de paz.

Hijos míos, no lo olvidéis, vuestra alegría es vuestra mejor aportación que me podéis dar en este trance de Amor.

Yo soy vuestra madre Gaia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario