martes, 16 de noviembre de 2010

AYUDA A LOS HERMANOS DESENCARNADOS


Terremoto en China

15 de Abril de 2010

sorem@hotmail.es



Mucho es lo que podemos hacer y se espera de nosotros, los trabajadores de la Luz, en estos siguientes tres años decisivos, ya estamos trabajando casi sin velo y en constante colaboración con nuestros siempre y para siempre Guías espirituales, que tanta alegría le damos cuando cogemos nuestro poder y creamos por nosotros mismos, y así ellos es cuando más disfrutan con su sola observación amorosa, viendo el fruto en nosotros que en tantas vidas nos han dedicado su infinita paciencia, sabiduría y gran Amor que siempre nos dieron y nos siguen dando.

Así nosotros ya somos conscientes de lo mucho que podemos ofrecer en servicio, a los que necesitan nuestra ayuda de muy diversas maneras.

Querida Familia, hoy he visto en las noticias el terremoto con victimas de China, y enseguida hemos estado allí el grupo que estamos realizando este servicio de ayuda a nuestros hermanos desencarnados, primero nos hemos visto en la Gran Pradera, en el IGHLUZ que allí hay, esta energía del IGHLUZ nos ha llevado al lugar del siniestro, y allí era una luz suave y dorada que rodeaba la Luz propia de todos nosotros, y atraía a las almas que habían dejado sus cuerpos físicos.

Conforme se acercaban, les decíamos que habían dejado el cuerpo físico con el terremoto, y nosotros le podemos ayudar para ir al hogar con sus seres queridos que ya dejaron también sus cuerpos físicos anteriormente, y todos iban entrando muy confiados en la energía del IGHLUZ, y esta se agrandaba y era muy acogedora y agradable, parecía como una cámara de decomprensión que preparaba a las almas en conexión con su Luz interna, antes de pasar a la Luz del hogar.

Ya que habían entrado todos en esta energía del IGHLUZ y nosotros con nuestra luz a su alrededor, donde estaban todos muy tranquilos y confiados, empezó a surgir una Luz muy blanca que invadía poco a poco todo el lugar, y todos los desencarnados pasaron despacio a esta Luz del hogar.

Después, la energía del IGHLUZ nos llevo otra vez a la Gran Pradera, nos dimos un abrazo, y desaparecimos todos los que participamos.

Con mucho cariño nos dirigimos con este comunicado a todos los que queráis uniros a este y otros muchos grupos, cada uno con su peculiar manera, individual o grupal, da igual, lo importante es que estemos todos unidos con la Luz y el Amor de nuestra presencia, en el lugar y cuando ocurra el posible siniestro.

Hermanos, seguimos en contacto para realizar estos servicios de Luz y Amor, siempre que surja la necesidad de este servicio a nuestros hermanos desorientados tan necesitados en esos momentos.

Un saludo muy entrañable…

Sorem y Magdalena



No hay comentarios:

Publicar un comentario