lunes, 15 de noviembre de 2010

El Creador - MI MEJOR AMIGO DE TODOS LOS UNIVERSOS

Canalizado por Sorem



24 de Marzo de 2010

sorem@hotmail.es


Sí, soy yo, quien llamáis el Creador.

Hijos míos, es tanta la necesidad que tengo de que estéis conscientemente en mí, que quisiera estar siempre hablando y compartiendo nuestro Amor, con todo lo que estáis haciendo en esta creación expansiva, con vuestra dedicación tan amorosa.

Siempre estoy en vosotros, esperando que me escuchéis, no para deciros lo que tenéis que hacer, eso tiene que ser con vuestro libre albedrío, es sólo para daros mi Amor, de todas las formas que vosotros seáis capaces de asimilar, percibir, sentir.

¿Cómo queréis que vuestros hijos se hagan receptivos a vuestro Amor?, verdad que queréis estar con ellos, jugar con ellos, abrazarlos, besarlos, hablar de sus preocupaciones, de sus alegrías, compartir con ellos todo, ajustándose a su edad, para que vean y os sientan como el mejor amigo del mundo…

Sí, mis hijos, igualmente yo quiero estar con vosotros, como un padre-amigo muy, muy amoroso, y como siempre estoy con vosotros, pues espero a que me podáis escuchar, sentir, Amar, sí, hijos míos, también quiero que me améis, que nos Amemos en un abrazo interminable…

Hijos míos, sentir mi Amor de todas las maneras inimaginables que queráis crear, porque yo disfruto mucho con vosotros cuando creáis esas maravillosas maneras tan especiales de cada uno, sois para mi siempre sorprendentes, yo no sé con lo que me vais a sorprender cuando despertáis, y espero con curiosidad vuestras creativas nuevas maneras que se os ocurren de Amar.

Sois todos mis hijos muy especiales, cada uno, y cuando puedo dialogar con vosotros, yo también lloro de alegría, sí hijos míos, podéis creerme, lloro de alegría con vosotros, porque he esperado tanto tiempo este momento, este momento es único, y la alegría que te invade ahora mismo a ti, es la misma que siento yo.

No creáis que yo soy diferente a vosotros, soy vosotros, y siento como vosotros, y tengo igualmente el ansia de abrazaros igualmente que vosotros, sí hijos míos, el Amor que nos tenemos es el Amor puro de la misma fuente, del mismo corazón.

Pero yo os quiero decir, que yo soy todos, y no tenéis que dirigiros a mi en un espacio vacío para sentirme y hablar conmigo, lo podéis hacer hablando y sintiendo mi expresión de Amor con una flor, con el agua, con el viento, con un árbol, con tus hermanos y hermanas humanos… yo estoy en todos vosotros, y lo mismos que me estas sintiendo y emocionando con mucho Amor en este momento que hablas conmigo, igualmente lo puedes hacer y sentir hablando con cualquier ser humano.

Sí hijos míos, yo soy TODO, estoy en TODO, ya lo sabéis, ahora lo que tenéis que hacer es sentir lo que sabéis, cuando habléis con vuestro amigo, con vuestros hijos, con vuestra pareja, con vuestro vecino… verme y sentirme a mi mismo, porque también yo estoy ahí.

Así es, la necesidad de estos momentos es el sentir lo que ya comprendéis, lo que ya sabéis que existe, que está delante, que es igual que tú, internamente la chispa divina es la misma, es yo, es tú, somos UNO.

Hijos míos, quiero que en este momento sólo entendáis lo dicho, y después, que lo sintáis, yo os estaré esperando, y os prometo que me vais a sentir si así lo queréis, me vais a sentir de muchas maneras diferentes si estáis atentos, y queréis que así sea.

Queridos hijos, yo también quiero jugar con vosotros, ¿Por qué no me dejáis que juegue con vosotros? ¿Por qué no me dejáis que os abrace con todo mi Amor? ¿Por qué no me dejáis que yo sienta que me sentís? ¿Yo también quiero llorar de alegría como tú sintiendo y agradeciéndome mi Amor? ¡Porque con todo el Amor que os doy siempre, y que poquitos lo sienten!…

Yo también quiero sentir como tú sientes este Amor mío, quiero sentir cómo me sientes, para que yo también llore de alegría como tú, yo también quiero jugar contigo, y disfrutar de estas sensaciones únicas y de gran felicidad, sí hijos míos, yo también quiero pasármelo bien con vosotros, en estos momentos tan felices.

Casi siempre que os dirigís a mi es por algo triste, necesidades que estáis superando y os es muy difícil, y aclamáis ayuda, y en estos momentos con vuestras experiencias de superación sufrientes, yo me siento igual que vosotros, pero cuando estáis alegres y muy felices disfrutando, no os acordáis de mi, y yo me alegro, pero no es igual si me sintierais también compartiendo conmigo esa alegría.

Sí hijos míos, estáis llegando al grado de conciencia donde podemos disfrutar unidos con todo, conscientemente, porque ya me sentís también con vuestra alegría, compartiéndola conmigo, y os puedo decir que esto me gusta más que las quejas.

Hijos míos, espero que este momento siga ya para siempre, sentirme en vuestras alegrías, acordaros que yo también quiero jugar con vosotros en los momentos de felicidad, con vosotros como vuestro mejor amigo de todos los universos.

Yo soy tú, me llamáis el Creador, pero soy tu mejor amigo, no me olvides…



No hay comentarios:

Publicar un comentario